La práctica de taichi contribuye a reducir el dolor que sienten los pacientes con fibromialgia. Esta es una de las conclusiones del estudio que el Servicio de Rehabilitación del Hospital San Agustín acaba de presentar y que pretendía analizar los posibles beneficios para las personas que padecen esta enfermedad crónica frente a los ejercicios que habitualmente se realizan con la fisioterapia. El objetivo del estudio «era evaluar el beneficio que el aprendizaje y la práctica de taichi puede tener sobre un grupo de pacientes de fibromialgia controlados en el servicio». Se seleccionaron 50 pacientes: 25 continuaron con la actividad habitual que se realiza con los fisioterapeutas y los otros 25 recibieron clases de taichi. Una hora al día, dos días a la semana y durante dos meses y medio, divididos en clases de ocho participantes. El jefe del servicio explica que el dato más significativo es que «el 24% de los pacientes del grupo de taichi que finalizaron el tratamiento tuvieron menos dolor», lo que, según el especialista, abre una nueva posibilidad a la hora de recomendar tratamientos a los pacientes.

El estudio pretendía medir dos variables. Por un lado, la percepción de dolor que tenían los pacientes antes y después del tratamiento, y también en qué grado ese dolor mermaba sus capacidades diarias. Las variaciones no son significativas en el segundo parámetro, pero de los 14 pacientes que terminaron el tratamiento con taichi «el 50% tenía un sentimiento de mejoría tras acabarlo, mientras que el otro grupo seguía prácticamente igual después de las sesiones». El estudio, por tanto, concluye que «el taichi es más efectivo para mejorar el dolor que los ejercicios convencionales que deben realizar los pacientes con esta patología». Sin embargo, el equipo que dirige Jiménez aún no quiere lanzar las campanas al vuelo. Todavía falta la parte de ‘fidelización’: una vez transcurridos unos meses de la finalización del estudio, volverán a ponerse en contacto con los pacientes para saber cuántos han continuado con la práctica de taichi. «La clave es conseguir que se enganchen, que encuentren algo que les motive y les guste, y puedan seguir con ello».

La fibromialgia es una enfermedad crónica, y aquellos que la sufren no sólo deben de realizar ejercicio físico diario, sino «incorporarlo a su pauta de vida», aunque el principal problema es que a la vez son personas con poca tolerancia al ejercicio. Cuando acaba su terapia física en el servicio de Rehabilitación son pocos los que continúan con los ejercicios, a pesar de que las recomendaciones médicas son casi siempre las mismas. En ese sentido, Jiménez explica que «es mejor hacer ejercicio en grupo, salir de casa y tener un sitio al que acudir para ‘obligarse’». Para realizar el estudio se seleccionaron pacientes habituales y también socios de la Liga Reumatológica que padecen esta patología. Antes de empezar fueron sometidos a una entrevista previa con un cuestionario sobre el impacto de la fibromialgia en sus actividades diarias, otro sobre su salud y un análisis de la escala analógica visual. En ella, con valores entre el 0 y el 10, los pacientes deben señalar al especialista cuánto dolor han sentido en la última semana, siendo 10 el mayor dolor que imaginen. De los participantes, 48 fueron mujeres y dos varones, y la media obtenida tras valorar sus escalas analógicas visuales del dolor fue de ocho. Jiménez explica que este valor puede parecer exagerado para una persona que no padezca esta enfermedad, reconocida como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace 20 años, pero «estos pacientes tienen el umbral del dolor muy bajo, y para lo que otro paciente puede ser una leve molestia, generalmente para ellos es un dolor insoportable ». La media de edad de los participantes era de 52 años, y muchos de ellos presentaban trastornos del sueño. Por lo general, estos pacientes también sufren síntomas depresivos con más frecuencia que la población sin ningún tipo de enfermedad crónica.

Compartir
Donaciones

¿Cómo va a ser tu donación? ÚnicaMensual


Si eres socio o realizas un donativo a Afibrom, puedes deducirte estas donaciones de tu declaración de renta. Estas son aplicables en 2017

PERSONAS FÍSICAS (IRPF)

Donación primeros 150 euros 75%
Resto de donación superior a 150 euros 30%
Resto de donación superior a 150 euros durante al menos 3 años a la misma entidad* 35%

PERSONAS JURÍDICAS (IS)

Donación en general35%
Donaciones a la misma entidad, durante al menos 3 años 40%

Límite deduccion base liquidable 10%

*Por importe igual o superiorm en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos, es imprescindible que nos facilites nombre, dirección t tu DNI o NIF. Llámanos al 913 567 145 (L-V de 9 a 19 horas) o por email afibrom@afibrom.org

×
Solicitud de Voluntariado
Fecha de nacimiento


Desea colaborar como voluntari@ en la AFIBROM (Asociación de FM, EM-FC y SQM de la Comunidad De Madrid) en las siguientes áreas:

Atención al públicoTrabajo administrativoTrabajo comercial y de relación con OrganismosTareas fuera de la AsociaciónRedes sociales y revistaOtras

En los siguientes días:

LunesMartesMiércolesJuevesViernesFines de semana

Con disponibilidad en el siguiente horario:

MañanaTarde

En la Delegación:

Sede CentralOtra

Observaciones:



De conformidad con la Ley Orgánica de Protección de Datos 15/1999, sus datos van a formar parte de un fichero cuyo responsable es AFIBROM, tratándolos de forma confidencial y cuya finalidad es la gestión y control de los servicios prestados por AFIBROM. Asimismo, presta su consentimiento expreso para el tratamiento de los mismos, así como para el envío de comunicaciones acerca de las novedades en la actividad de AFIBROM. igualmente le informamos que cuenta con los derechos de acceso, rectificación y cancelación, así como la posibilidad de revocar su consentimiento, pudiéndolos ejercitar por escrito a través de correo físico a la dirección de AFIBROM.

×
Inicio de Sesión

[login_form redirectto=”http://testvectorpyme.es/afibrom/”]

×
Micro Donación


Si eres socio o realizas un donativo a Afibrom, puedes deducirte estas donaciones de tu declaración de renta. Estas son aplicables en 2017

PERSONAS FÍSICAS (IRPF)

Donación primeros 150 euros 75%
Resto de donación superior a 150 euros 30%
Resto de donación superior a 150 euros durante al menos 3 años a la misma entidad* 35%

PERSONAS JURÍDICAS (IS)

Donación en general35%
Donaciones a la misma entidad, durante al menos 3 años 40%

Límite deduccion base liquidable 10%

*Por importe igual o superiorm en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

Recuerda que para que podamos informar a la Agencia Tributaria del importe de tus cuotas y donativos, es imprescindible que nos facilites nombre, dirección t tu DNI o NIF. Llámanos al 913 567 145 (L-V de 9 a 19 horas) o por email afibrom@afibrom.org

×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies